Declaración ante la reforma constitucional: ante el fin de la Constitución del 78 y el referendum trampa, por la unidad en favor de la REPÚBLICA

El manifiesto de REPUBLICANOS que da inicio a la formación de la federación de personas y partidos agrupados bajo ese nombre, es el resultado de años de esfuerzo y militancia por reconstruir la izquierda en el estado español y avanzar en la lucha por la Tercera República. En estos momentos en los que el régimen de la Transición se encuentra prácticamente agotado y el estado social y democrático de derecho  combatido por el neoliberalismo hasta el punto de su demolición progresiva ejemplificada en la reforma constitucional promovida por los partidos PSOE y PP, somos muchos, nos atrevemos a decir que somos una mayoría, los que consideramos que esto no tiene arreglo con este régimen y ha llegado el momento de plantear la lucha por la República abiertamente.

Con una reforma a espaldas de los ciudadanos, la Constitución del 78 ha sido deslegitimada por los mismos que la promovieron y consideraron poco menos que intocable durante estos años. Al recoger constitucionalmente que será prioridad el pago de la deuda pública y sus intereses a los mercados financieros privados, se abre la puerta al sacrificio de los derechos sociales de los ciudadanos y a una privatización brutal de los servicios públicos.

La constitución vigente queda vaciada de su contenido democrático —se actuará bajo el impulso de poderes no elegidos que dictaran las obligaciones y sacrificios de todos sin poder contestar— y anulada toda su parte social. Esta es la realidad con la que nos enfrentamos. Es una situación que no se arregla con un referendum; una posibilidad que incluso se ha visto despreciada por los partidos del régimen.

Consideramos que debe exigirse una consulta popular, pero de forma realista creemos que es principal denunciar que el texto constitucional, al promoverse su cambio sin consultar a los ciudadanos ha quedado ya irremediablemente tocado en su legitimidad de base, ya de inicio muy discutible.

Al romperse unilateralmente el consenso básico que dio origen en 1977-78 a la Constitución vigente, los REPUBLICANOS, que fuimos excluidos de las elecciones de 1977 al mantenerse ilegales los partidos que defendían la legalidad de la IIª República, tenemos que decir, bien alto y bien claro, que no se deben repetir hoy los errores de antaño.

Es imprescindible avanzar hacia la Tercera República, el actual marco constitucional ya no es viable, si no lo es para los que se pliegan a los mercados y a los poderes financieros internacionales, nosotros decimos que tampoco lo es para los que defendemos la soberanía nacional, la democracia efectiva, el bien común y los derechos sociales de trabajadores y ciudadanos.

En el hipotético caso de que el partido ganador de las elecciones del 20N convocase el referendum que ahora se demanda, ¿no se estaría también ante el peligro de legitimar la monarquía con esa consulta de forma indirecta? Estaríamos ante un referendum-trampa, pues en el momento actual quienes defendemos el rechazo de la reforma aprobada no disponemos de acceso a ningún medio de comunicación, ni prensa, ni radio, ni televisión. Es irresponsable demandar una consulta sin valorar este peligro. En una confrontación así, el aparato político-ideológico del sistema se movilizaría para aplastar toda voz disidente o contraria. Los REPUBLICANOS consideramos que debe exigirse, como decíamos, la consulta, pero sobre todo, actuar de forma contundente para hacerles pagar un precio político lo más duro posible a los que han actuado a espaldas de los ciudadanos.

Es el momento de decir que puesto que no nos representan —no solamente el PSOE, el PP y UPN, sino tampoco el Rey como jefe de estado—, es el momento de la TERCERA REPÚBLICA.

>Proponemos reunir fuerzas, formar una gran alianza de todas las fuerzas democráticas y anticapitalistas que defiendan no solamente un programa de choque contra la crisis y los recortes sino también un estado, la TERCERA REPÚBLICA, que constitucionalmente dé prioridad a los derechos sociales y ciudadanos y los convierta en algo más que simples derechos enunciativos sin contenido ninguno como ocurre ahora con el texto del 78.

Es al pueblo, a los ciudadanos, a los trabajadores a los que se debe dar confianza, no a los mercados, pues la de éstos no es otra que la confianza de que su derecho al saqueo permanecerá impune.

Llamamos a todos los partidarios de resistir, alertamos sobre lo que puede haber de trampa y engaño en pedir referenda que pueden legitimar lo indeseable aunque se planteen con buena voluntad, y exigimos una gran alianza política —incluso con plasmación electoral siguiendo el ejemplo histórico del Frente Popular—, que actúe y se coordine con los sindicatos de clase —que están obligados a reaccionar de una vez y a unirse ante el peligro que se cierne sobre todos los trabajadores y que no se puede seguir obviando—, y con la gran red de la izquierda social que en miles de asociaciones, ateneos y todo tipo de asociaciones republicanas, de género, laicistas, de solidaridad mantiene cada día la lucha desde hace muchos años.

Es el momento de practicar la unidad y sacrificarse generosamente por la República, por un estado democrático de trabajadores unidos en régimen de libertad y justicia. Nuestro manifiesto fundacional expone con claridad nuestro sentimiento y objetivos, os pedimos sinceramente vuestro apoyo.

Sabed que REPUBLICANOS nace como un instrumento para lograr esa unidad y emplazamos a todas las fuerzas políticas sociales y sindicales a dar los pasos necesarios para coordinarse.

La reforma de la Ley Electoral llevada a cabo en meses pasados, impide a los pequeños partidos o a los nuevos, presentarse sin tener que aportar miles y miles de firmas y requisitos; quienes ya están en las Cortes —todos los que están en las Cortes ahora— se ven beneficiados por estos cambios. La responsabilidad política de los partidos de izquierda en el Parlamento es pues, muy grande, y les exige dar respuesta política comprometida a este abuso; quienes no estamos en el Parlamento no debemos eludir tampoco nuestra responsabilidad y también a nosotros alcanza considerar una acción conjunta.

No defender hoy una gran alianza de toda la izquierda que lucha es hacerle juego a los mismos que defienden los recortes y la reforma constitucional. Desde REPUBLICANOS os llamamos, es hora de unidad, de lucha, de sacrificio ante los duros tiempos que vendrán.

Por la TERCERA REPÚBLICA, CONTRA LA REFORMA CONSTITUCIONAL,

EL 21-N LA VOZ DE LA REPÚBLICA DEBERÁ OIRSE EN LAS CORTES

EL RÉGIMEN DE LA TRANSICIÓN, NI NOS VALE NI NOS REPRESENTA

DEFENDAMOS ABIERTAMENTE EL EJEMPLO DE LA CONSTITUCIÓN REPUBLICANA DEL 31 HASTA LA FORMACIÓN DE UN GOBIERNO PROVISIONAL QUE LLAME A CORTES CONSTITUYENTES, 

POR LA FORMACIÓN DE UNA GRAN ALIANZA DE TODAS LAS FUERZAS DEMOCRÁTICAS DE LOS PUEBLOS DEL ESTADO ESPAÑOL EN RESPUESTA A LA DICTADURA DE LOS MERCADOS

REPUBLICANOS, 31 de agosto de 2011

Anuncios

Acerca de RPS Alacant

Blog de REPUBLICANOS (RPS) Alacant. Noticias, comunicados, propuestas, convocatorias y reflexiones desde el republicanismo de izquierdas. Por el Frente Popular para la ruptura con el régimen monárquico.
Esta entrada fue publicada en Comunicats / Comunicados, Tercera República y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s