Carta a los presidentes magos de las repúblicas de Oriente

Por Gabriel Alcolea

Como podrán apreciar, queridos Presidentes, soy un niño algo mayor, pues ya sé hace un tiempo que los reyes no existen –o no deberían existir- y, mucho menos, si son magos. Hace muchos años que la vida, la racionalidad y, sobre todo, el sentido común, me enseñó a no creer en ningún rey, por muy mágica o divina que haya sido su designación. Su anacronismo es tan obvio que no requiere ninguna otra explicación, salvo, claro está, que tratemos con las mentes adormecidas, consentidoras y resignadas de siempre.

Aunque en mi país aún quedan muchos niños que aún no han despertado de su largo letargo y siguen escribiendo cartas y pedidos a los reyes, sé también que cada día son más y más los niños que ya se han dado cuenta de que lo de los reyes es un cuento chino y, poco a poco, las cartas a los señores Presidentes son cada vez más frecuentes y multitudinarias. Es por ello que mi escrito es muy fácil para sus señorías. Ahí va:

Quiero que los ciudadanos españoles, todos o la gran mayoría, despierten de su largo sueño de más de setenta años y tengan, de una vez por todas, una verdadera democracia en su país. Con un poquito de magia, señores Presidentes, pueden hacer que en esta España, nuestra España tan querida y tantas veces robada, consigamos una verdadera norma básica (creo que le llaman Constitución) que sea digna, normal, justa y solidaria como es debido. Donde las mujeres no anden discriminadas, donde no se incluyan insultantes anatemas o malévolas burlas como aquello de una vivienda y un trabajo digno para cada español y luego nadie se acuerda de hacerlo.

También les pediría, señores Presidentes, que los políticos de mi país, además de tener que ser honrados de verdad, pudieran ser elegidos libre y directamente. Me encantaría ver cómo consiguen ustedes hacer desaparecer de un plumazo tanta y tanta corrupción como existe por estos lares. Cómo me pondrían sus excelencias de contento si consiguieran que España fuera gobernada con la ayuda de todos sus ciudadanos y sin el mangoneo (dice mi papá que un día, cuando sea mayor, me explicará qué significa esta palabrota) de esos señores que llevan casi el mismo traje y corbata, hablan en inglés y parece que viven todos en una misma casa que se llama Unión Europea.

Como sé que sus señorías andan con mucho trajín por las muchas peticiones que están recibiendo, me gustaría pedirles una última cosa que, para mí, es esencial y base fundamental para arreglar todo este lío de algo que llaman economía, desempleo, desahucios, derechos sociales y un montón de cosas más que traen a mis padres tan preocupados; además, es algo que casi todos los niños grandes y honrados del mundo ya lo tienen: permitan ustedes que mis padres y todos los españoles puedan discernir y elegir sobre quién pueda ser su máxima magistratura; o sea, que decidan ellos quién deba ser su Jefe de Estado. Es que lo que tenemos ahora, dice mi papá, es una herencia perpetua de un ser que dicen que era muy bajito y tenía muy malas pulgas y eso, como bien saben, señores Presidentes, es bastante lamentable en los tiempos que vivimos.

Como veis, bien poco es lo que pido. Sólo unos pequeños mimbres. El resto del cesto, poco a poco, ya nos ocuparemos nosotros de terminarlo.

Muchas gracias, señores Presidentes Magos.

Ahhh, se me olvidaba: sigo viviendo en el mismo sitio de siempre; sí, allí donde termina Europa, justo debajo de Francia y pared mediera con el continente africano. Ya ven, ni siquiera he podido cambiar o comprar una casa más moderna, como hacen los extranjeros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Memòria Històrica / Memoria Histórica, Tercera República. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s