La movilización debe proseguir y dotarse de objetivos políticos

La Huelga General ha sido un éxito rotundo de las clases trabajadoras, del pueblo. Sólo la coacción de la patronal durante semanas, ayudada por el Gobierno, con el despido libre que la reforma laboral consagra, ha impedido un seguimiento más masivo en todos los sectores y centros de trabajo.

Pero sí ha sido un triunfo rotundo, clamoroso, en las calles: la oposición popular a la política de recortes ha reunido a millones de personas, en 381 movilizaciones, que han repetido las imágenes de las grandes manifestaciones de 2003 contra la guerra de Irak.

El Gobierno se ha empleado a fondo para repetir una mentira tras otra, para inocular el desaliento y la resignación en el pueblo, con su particular “piquete”: «No vamos a modificar el texto de la reforma laboral ni un ápice», cacareaban, pero al jefe de la CEOE se le escapaba: «estoy deseando que se acabe este día». En definitiva, la huelga y las manifestaciones les han dolido, y mucho, máxime después del revolcón electoral del pasado fin de semana en Andalucía y Asturias.

Más allá de esta realidad, las imágenes en la prensa y las que envían las organizaciones locales de Republicanos muestran que la proliferación de banderas tricolores es un hecho. Como también lo es la presencia abrumadora de jóvenes que buscan su espacio político al margen del hastío, la corrupción y la desesperanza que inspiran los partidos del régimen; en este sentido, hay que valorar muy positivamente la confluencia y el alto grado de colaboración conseguidos entre el movimiento estudiantil y el movimiento obrero. Con todos ellos y con otros muchos ciudadanos hemos estado los Republicanos, aportando claridad y firmeza en los mensajes, y señalando la necesidad de continuar con las movilizaciones, que es unánimemente compartida por la izquierda política y social. Los jóvenes se incorporan masivamente a la lucha porque saben que no hay otra manera de virar el rumbo de sus vidas; quienes portan las republicanas, saben o intuyen que no es posible un cambio real, en beneficio de las clases populares, en el marco político actual. Y estos dos hechos, unidos, señalan claramente una dirección: es necesario que la movilización suba un peldaño más, que vaya planteando la lucha en términos políticos, para poder vislumbrar un futuro de esperanza para las viejas y las nuevas generaciones.

Nadie duda que los ataques a los derechos colectivos van a proseguir, más allá de los recortes contemplados en los Presupuestos Generales del Estado. Uno de los inspiradores de las políticas de recortes, Emilio Botín, ya señaló claramente el viernes que éstos son «imprescindibles». El PP, por su parte, endurece su posición de cara a un próximo recorte del derecho de huelga. El mismo soniquete se repite en el Congreso y en los parlamentos autonómicos, siguiendo la consigna de Esperanza Aguirre: «lo último que necesita España es una movilización política y, por tanto, ilegal», sentenció antes de amenazar a los sindicatos por enésima vez. Lo que están planteando puede acabar, ni más ni menos, en la prohibición de responder con la huelga a cualquier norma aprobada por «los representantes de la soberanía nacional». Y a ello se sumará el endurecimiento de la política contra los piquetes, el aumento de los “servicios mínimos”, etc., etc.

La “oposición” monárquica, por su parte, jalea las reformas o deja hacer: de una CiU que vuelve a agitar el reclamo «soberanista» mientras pacta recortes e indultos con el PP, como en la época de Aznar, a una UPyD que cacarea los argumentos patronales («no hacen falta más huelgas»), mientras en Asturias pretende apuntalar el régimen desde una perspectiva tecnocrática y, por tanto, lindante con el fascismo; y pasando por un PSOE que ha acabado de demostrar todo su servilismo y ramplonería en la valoración de Valeriano Gómez sobre la huelga.

Frente a esta situación, hoy más que nunca es necesario reclamar un bloque popular que haga frente a los recortes y a la escalada antidemocrática del PP y sus socios. Pero ese bloque, ese nuevo frente popular, no puede limitarse a poner parches. Lo sucedido hasta ahora debe servir para que miles de ciudadanos, y también la izquierda que ha renunciado a la República como objetivo político, terminen de comprender que no hay salida deseable que tenga a los partidos monárquicos al frente; que no es posible mejorar sustancialmente sus vidas en el marco político actual.

Por eso, debemos proseguir con las movilizaciones contra los recortes de derechos sociales y laborales, claro que sí; pero éstas deben armarse con toda su potencialidad para imponer (sí, porque a esta gente que dice gobernar sólo se le puede imponer) la democracia y exigir la dimisión del gobierno de Rajoy y el de Artur Mas, por mentirosos y por creer que gozan de carta blanca durante cuatro años para imponernos la política de banqueros, especuladores y demás chusma. Para hacer realidad la verdadera democracia, la legítima, la que ocupa las calles porque brota del ser mismo del pueblo, de ese ser que es realmente quien debe detentar la soberanía, que igual que la cede a sus representantes, se la puede arrebatar, con toda la legitimidad que le da el tener la razón y el ser la inmensa mayoría.

Porque nadie ha votado los recortes: retirada de los decretos que pretenden imponernos el miedo, la miseria y la emigración de nuestros jóvenes.

Porque la soberanía es del pueblo, no de los políticos monárquicos: dimisión de los gobiernos fraudulentos.

Porque la democracia debe ser bienestar, no desamparo: enjuiciamiento de los corruptos y de los defraudadores, para que paguen la crisis los verdaderos culpables.

Porque la democracia se hace cada día: ¡vamos hacia la REPÚBLICA!

Acerca de RPS Alacant

Blog de REPUBLICANOS (RPS) Alacant. Noticias, comunicados, propuestas, convocatorias y reflexiones desde el republicanismo de izquierdas. Por el Frente Popular para la ruptura con el régimen monárquico.
Esta entrada fue publicada en Comunicats / Comunicados, Laboral / Economía, Tercera República y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s