Los Republicanos estaremos hoy en las calles valencianas para defender los servicios públicos

Los servicios públicos: cuestión de clases.

Prosiguen las agresiones a los derechos sociales, al sector público y a sus trabajadores. Y, pese a que estas medidas se nos presentan como «inevitables» para «crear confianza», los especuladores redoblan sus ataques, encareciendo sus préstamos al Estado (la famosa prima de riesgo); pero, eso sí, comprando todos los bonos que aquél ofrece. No es, pues, una cuestión de «confianza», sino de rapacidad.

Frecuentemente hemos escuchado dos opiniones supuestamente contrapuestas: «austeridad» frente a «crecimiento». Pero ninguna de ellas pone en cuestión la necesidad de reducir el déficit público a toda costa, ni se diferencian, en esencia, en la forma de hacerlo. Discuten sobre cómo calmar a los «mercados», pero esa no es la cuestión. Los famosos «mercados» [los especuladores, el gran capital] no desconfían ni del «gasto excesivo» ni de la «austeridad excesiva»: simplemente, están haciendo el agosto a nuestra costa, con la Deuda y con los recortes. Pero son un buen pretexto para vendernos lo «inevitable» de los recortes, que los sectores patronales y sus amigos de la política monárquica han exigido, a fin de cuentas, durante décadas.

Ahora, el Gobierno ha encontrado en Merkel, la Comisión Europea y el BCE un nuevo pretexto: «lo impone Europa», «deben darnos más tiempo»… La Comisión Europea acaba de exigir un aumento del IVA, acelerar la implantación de la reforma de las pensiones y profundizar la reforma laboral, a cambio de dar algo más de tiempo al Gobierno. Hacienda, sin rechazar estas medidas, pretende «compensarla» con más bonificaciones a las empresas (y, por tanto, menos recaudación para la Seguridad Social). Volvemos, por tanto, a pagar los mismos: los que vivimos de nuestro trabajo, los asalariados, los parados, los autónomos, los jóvenes…

En definitiva, ayudas y contratas para el gran capital, ceoés y magnates de la construcción; indultos y pensiones millonarias para los banqueros corruptos; lluvia de millones para Bankia, a costa de los servicios públicos; exenciones fiscales para la iglesia; impunidad total para Dívar y altos cargos de las administraciones autonómicas… Y recortes para la mayoría trabajadora, aunque cada vez está más claro para millones de españoles que estos ataques no sirven para resolver el problema, sino para agravarlo: cierre de hospitales; reducción de camas, guardias y sustituciones; repago por medicamentos, transporte sanitario y prótesis; desaparición de las ayudas a dependientes; en la educación valenciana, 5.000 docentes despedidos para el próximo curso, miles de desplazados, desaparición de 1.500 aulas, masificación en todas las etapas y en las EOI, sospechosa inclusión de los CEFIRE en las «negociaciones» de la Conselleria…

Está muy claro: el BCE, el FMI, la Comisión Europea, Ángela Merkel, el Gobierno y, también, Rubalcaba con su apoyo a Rajoy «ante Europa», están defendiendo los intereses de una ínfima minoría. Ese puñado de magnates/mangantes, esa oligarquía, es la que se está quedando con la gestión de los hospitales, la que copa las contratas de los ayuntamientos, la que aspira a gestionar incluso nuestros centros educativos (los famosos “centros de iniciativa social”). Son los que exigen el despido libre, la reducción del sueldo de los funcionarios y el recorte de las pensiones. Y su voracidad exige más y más recortes.

Así pues, no nos engañemos: no es un problema de eficacia, ni de «racionalización», ni mucho menos de «sostenibilidad»: es, ni más ni menos, una cuestión de clases. Por eso, no cabe la resignación ni el fatalismo. No es que no haya otra salida; es que esta chusma sólo nos puede llevar al desastre. Por eso, es urgente y necesario seguir avanzando en la articulación y organización de nuestra respuesta. Las movilizaciones precedentes han sido un paso muy importante en este proceso. Ahora toca dotarse de objetivos políticos, de una alternativa al abismo al que nos están conduciendo por la rapiña de unos pocos. Tenemos que conseguir que el conjunto de las clases populares asuma la defensa de lo público (en titularidad y gestión) como única forma de dotarnos de unos servicios justos, redistributivos y de calidad; de tener una educación democrática, laica, científica, adogmática. Tenemos que exigir una solución a los problemas económicos por la vía de una fuerte fiscalidad progresiva y la persecución efectiva del fraude. Tenemos que exigir la dimisión de un Gobierno que llegó al poder mediante la mentira para aplicar precisamente la política que los ciudadanos castigaron en las urnas. Tenemos que exigir la salida de una zona euro que promueve nuestra miseria. Y, por supuesto, no podemos desfallecer en esta batalla, porque está en juego nuestro futuro y el de las generaciones venideras.

Para todo eso,  hay que plantearse ya la necesidad de romper con el actual marco institucional, con la monarquía parlamentaria, cuyos resortes se están utilizando para deteriorar lo público y privatizarlo, en beneficio de un puñado de familias, de la oligarquía. Extendamos la lucha a otros sectores populares; unifiquemos todas estas luchas en un torrente popular que barra todos los obstáculos para tener un marco político realmente democrático, la III República, que responda a los intereses de la mayoría social.

¡Gobierno, dimisión!

 

Anuncios

Acerca de RPS Alacant

Blog de REPUBLICANOS (RPS) Alacant. Noticias, comunicados, propuestas, convocatorias y reflexiones desde el republicanismo de izquierdas. Por el Frente Popular para la ruptura con el régimen monárquico.
Esta entrada fue publicada en Comunicats / Comunicados, Convocatòries / Convocatorias, Serveis públics / Servicios públicos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s