Republicanos denuncia que el cierre de camas del Hospital General de Alicante perjudica la salud de los trabajadores

Desde la Federación Republicanos denunciamos el cierre de 134 camas del Hospital General de Alicante, puesto que supone un ataque más de la oligarquía, representada por el ultraconservador gobierno del  PP, contra las clases populares: trabajadores, parados, jubilados… los más perjudicados por la crisis, no sólo por cuestiones meramente económicas, sino también porque todas las reformas y recortes que se están llevando a cabo, ya sea por el gobierno central, autonómico, o por el local , suponen una drástica merma de  derechos básicos y elementales, como son la educación o, como en este caso, la sanidad.

Queremos insistir en  la dualidad que suponen los actuales  recortes sanitarios, dualidad que se constata entre la asistencia sanitaria a las clases populares y la de las “clases pudientes”, que pueden permitirse pagar una sanidad privada que, en parte, se financia con dinero público.

Obvio es que todos enfermamos en algún momento, pero algunos cuentan con más recursos que otros a la hora de enfrentarse a la enfermedad, y son precisamente los recortes en los derechos básicos los que muestran a las claras que estos gobiernos (el autonómico y el del Estado, así como los gobiernos anteriores que ya comenzaron con el desmantelamiento de la sanidad pública), no son más que el instrumento de una clase social para defender sus intereses.

A modo de ejemplo cercano ante la serie de recortes sanitarios, la Junta de Personal ha dado a conocer recientemente el cierre de más de un centenar de habitaciones en el Hospital General de Alicante, entre los meses de julio y septiembre, para redistribuir el personal sanitario y “ahorrar”, así, en las sustituciones del período estival; estos cierres suponen casi un 50% más que el año anterior.

De estas camas, unas 70 (digestivo, oftalmología y reanimación) permanecerán cerradas los tres meses, sumándose las restantes en el mes de agosto. Y hay dudas razonables de que vayan a reabrirse posteriormente, en su totalidad o de forma parcial, en septiembre. A estas 134 camas hay que sumar otras 30 de oftalmología que se cerraron el año pasado, argumentando bajos índices de ocupación, argumento que también ha servido para cerrar otras 30 camas del servicio de traumatología el mes pasado, con lo que suman un total de 164 camas hospitalarias cerradas.

En relación con esto, es imprescindible recordar el cierre de los centros de salud por las tardes los meses de julio y agosto, meses durante los cuales sólo se abrirán de 8 a 17 horas. Esto supondrá una masificación de las consultas y, por consiguiente, un empeoramiento de la atención primaria a los pacientes.

El resultado de estos recortes no va a ser la mejora de un servicio de raíces solidarias, sino que los centros empezarán a funcionar a la mitad de su rendimiento habitual, mientras desciende el número de intervenciones quirúrgicas, falta material para los pacientes, así como los profesionales necesarios, aumentan considerablemente las listas de espera y un largo etcétera. Lo que para el ejecutivo de Mariano Rajoy, y de la Generalitat (los ejecutores de las políticas clasistas en el País Valenciano) es «austeridad» y «mejora» en la gestión de los recursos, para la inmensa mayoría, los trabajadores, usuarios de la Sanidad pública, puede suponer la diferencia entre la vida o la muerte.

Así, van profundizando en su idea de sociedad extremadamente clasista, y qué mejor manera de hacerlo que decirnos a la cara que si uno no es rico, no tiene derecho a la vida ni a los mínimos más básicos y elementales de cualquier sociedad democrática. Pero peor aún es la asimilación “natural” de todo esto en el colectivo, asumiendo con total resignación el mantra que están intentando inocularnos de que «de esta salimos con el esfuerzo de todos», que «es el momento de arrimar el hombro», etc., cuando queda claro que, con todas las medidas que están llevando a cabo, el sacrificio sólo lo realizamos las clases populares, y no los que más tienen, como sería deseable en un Estado verdaderamente democrático.

Por último, debemos señalar la inyección a Bankia de 24.000 millones de euros (hasta el momento). Dinero público que ni siquiera piensan devolver y que sale de los impuestos de todos; que, en vez de revertir en la mayoría social, se destina a tapar los agujeros de la mala gestión, y de la especulación inmobiliaria y financiera de empresas privadas. Dinero público que debería destinarse a la financiación de la sanidad, pues se están lucrando a costa de nuestra salud, de la de nuestros hijos, de la de nuestros ancianos.

Amodo de conclusión, dejamos  una pregunta en el aire: ¿Por qué se remite a  los pacientes de la sanidad pública a los centros privados? (Y no, no pensemos que es por la reducción de las listas de espera).

Alicante, 19 de junio de 2012.

Anuncios

Acerca de RPS Alacant

Blog de REPUBLICANOS (RPS) Alacant. Noticias, comunicados, propuestas, convocatorias y reflexiones desde el republicanismo de izquierdas. Por el Frente Popular para la ruptura con el régimen monárquico.
Esta entrada fue publicada en Comunicats / Comunicados, Serveis públics / Servicios públicos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s