Manifestaciones contra la LOMCE: O ellos o nosotros

mani 26_2Comunicado de Republicanos

A medida que el Gobierno va avanzando en el proceso de imposición de la LOMCE, se muestran sin tapujos los objetivos generales de su contrarreforma y, con ellos, su carácter de clase. Desde luego, la Ley Wert-Rajoy NO está hecha para esa inmensa mayoría que no necesitamos ser indultados por nuestros chanchullos, ni recibimos sobres, ni asistimos a cursos sobre los milagros de virgen alguna financiados con el dinero que debería destinarse a los comedores, reparación de colegios, centros especiales, dependencia, etc.

Muy al contrario, está destinada a poner en manos privadas la educación pública; a despedir y precarizar a cientos de miles de trabajadores del sector; a fortalecer el control ideológico y político sobre toda la comunidad educativa; y, por supuesto, dado el carácter especialmente reaccionario del PP, a apuntalar los privilegios de la Iglesia católica y su presencia adoctrinadora en la escuela (y ahora también en los CEFIRE).

Así, la insistencia de Conselleria en generar clasificaciones y “proyectos educativos” de centro (con sus “planes de formación”, contratos-programa, etc.), y la vinculación de la financiación a determinadas contraprestaciones, minan la concepción de lo que es la escuela pública y van en la dirección de la segregación del sistema entre centros de calidad elitistas (privados y concertados, pero sostenidos con fondos públicos crecientes) y una educación pública degradada para las familias trabajadoras. Hay que ver, pues, todas las propuestas de Fabra-Català en perspectiva y como lo que son: jalones y puntos de apoyo para construir su modelo educativo reaccionario y profundamente injusto. Y rechazarlas en bloque.

Pero, además, la restricción del derecho de huelga para los estudiantes, la reducción de los Consejos Escolares a meros órganos consultivos, el refuerzo de las prerrogativas de los directores y los ataques a la libertad de expresión, con fórmulas claramente fascistas, suponen la voladura de la escuela democrática.

Frente a esto, no obstante, no cabe resignarse. Como hemos advertido muchas veces, la lucha está siendo dura y prolongada, porque esta gentuza pretende reducir costes como sea para no tener que incrementar los impuestos a sus amigos de clase, la gran empresa. Pero no podemos esconder la cabeza y esperar que amaine el temporal sin oponer resistencia, porque eso no va a suceder. Por otro lado, la unidad de las luchas (con las “mareas”, por ejemplo) que muchos hemos venido demandando es cada vez más real, si bien es urgente que la dotemos de objetivos políticos. No podemos dejar la educación pública y el resto de derechos al albur de unas nuevas elecciones tras cuatro años de desmantelamiento. Y, por otra parte, el problema no va a ser resuelto tampoco ni por quienes iniciaron los recortes, ni por los que actúan como comparsa del PP, «ni de izquierdas ni de derechas», en parlamentos y ayuntamientos.

Proponemos una consigna general y unitaria, que puede ser asumida por amplios sectores: dimisión del Gobierno por sus ataques a los sectores populares y por su ineficacia en la resolución de la crisis. No es lo mismo, desde luego, que cambie el Gobierno cuando sus responsables lo decidan, y siguiendo los resortes del régimen, que ponerle fin por la presión popular. Eso supondría una gigantesca inyección de moral para nuestra gente, que podría afrontar con más confianza las siguientes fases de la lucha por los derechos colectivos.

Pero una eventual caída del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas deberían verse acompañadas de una alternativa global a lo existente. Y para ello necesitamos un instrumento que aúne las aspiraciones populares y plantee los necesarios objetivos políticos, entre los que es ineludible la superación de este régimen caduco y corrupto. Por ello, a las fuerzas políticas, sindicales y sociales de la izquierda, también a las personas sin partido, que

  • quieran promover y asegurar la educación y el resto de servicios públicos no como negocio privado, sino como elemento de equidad y justicia social;
  • aspiren a dar respuestas a esta profunda crisis económica y social sin las ataduras sociales e institucionales de la herencia del franquismo;
  • consideren necesaria la superación de la monarquía de los caciques y la construcción sobre nuevas bases de un régimen más democrático, que en España siempre se ha identificado con la República,

les planteamos trabajar por la formación de un gran frente o bloque popular, que reúna las aspiraciones de cambio, justicia e igualdad de nuestros pueblos; que permita promover desde ya la movilización unitaria frente a los recortes y por la consecución de los objetivos políticos que acabamos de señalar; y que sirva como referente político y, por qué no, electoral, para todos los colectivos sociales que estamos sufriendo los recortes.

¡Gobierno, dimisión!

Anuncios

Acerca de RPS Alacant

Blog de REPUBLICANOS (RPS) Alacant. Noticias, comunicados, propuestas, convocatorias y reflexiones desde el republicanismo de izquierdas. Por el Frente Popular para la ruptura con el régimen monárquico.
Esta entrada fue publicada en Comunicats / Comunicados, Serveis públics / Servicios públicos, Tercera República y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Manifestaciones contra la LOMCE: O ellos o nosotros

  1. Pingback: LA educación no es una inversión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s