Ara en Comú: La República nos da la perspectiva para avanzar en la ruptura con la dictadura coronada

20150905 AeC-ALC

Intervención de nuestro compañero Sergi ante la asamblea de AeC Alacant

El pasado sábado 5, los Republicanos participamos en la asamblea convocada en la sede alicantina de CCOO para poner en marcha la iniciativa unitaria Ara en Comú en nuestra provincia.

En nuestra intervención, señalamos la disposición de RPS Alacant a participar en esta propuesta en la medida en que sirva para transformar la realidad y romper con el régimen monárquico; pero advertimos que, si la izquierda elude su responsabilidad en esa tarea, si AeC resulta no ser más que una nueva distracción de esa necesidad fundamental, se estará engañando a nuestro pueblo. Y, desde luego, RPS Alacant no participará en ello.Los Republicanos nos comprometimos a poner en marcha el trabajo de AeC en el Baix Vinalopó, junto con otras organizaciones que han manifestado esa intención. Pero ya empezamos nuestra alocución con una advertencia: aquellos que dicen que «La República no interesa a la gente», o «La República no toca», como tuvimos ocasión de escuchar en el acto de presentación de AeC en Madrid, deberían explicar si de lo que se trata es de eliminar todo aquello que pueda dificultar su acceso a algún tipo de prebenda, por cuanto la experiencia demuestra precisamente todo lo contrario.

Por eso, y en relación con este tipo de posiciones, señalamos que, durante los dos últimos años, hemos venido soportando una crítica demoledora contra toda la tradición de lucha del movimiento obrero y popular, incluyendo sus ideas y, por supuesto, sus organizaciones: aquello que se ha dado en llamar «vieja política», metiéndolo en el mismo saco que la política caciquil de los oligarcas. Ahora, vistos los resultados, toca sacar conclusiones y someter a crítica, igualmente, esos planteamientos. Porque, desde la perspectiva de la izquierda, absolutamente todo debería someterse a crítica.

Así, por ejemplo, recordamos que no es suficiente tener “un método”, como machaconamente se nos ha venido insistiendo. Ese “método”, al que se ha sacrificado todo principio, ha llevado a algunos a pasar de «asaltar los cielos» a reconocer que habrían hecho lo mismo que Tsipras: claudicar ante el gran capital antes incluso de empezar la pelea. También han demostrado sus graves carencias promesas como la «horizontalidad», que sólo ha servido para desarrollar la organización más verticalista de la política española. Y las primarias como remedio de todos los males de la democracia, que han llevado a que cualquier fascista pueda participar en el proceso de elección de una candidatura “popular”.

Asimismo, nos permitimos recordar igualmente que quienes lanzaron sus diatribas contra la «vieja política» de la izquierda acabaron presentando al PSOE andaluz unas exigencias ridículas que en nada mejoraban la suerte de la población trabajadora (aquello de los corruptos en las listas y no pedir préstamos a los bancos de los desahucios). O que el abandono de las «etiquetas» para «unir a todos», es decir, la ambigüedad más absoluta para conseguir todos los votos posibles, que es el fin al que se sacrifica todo, no ha permitido superar el 15% de los votos.

Y terminamos remarcando, en fin, que quienes abandonan la política para dedicarse a «las cosas que tenemos en común» y no hablar de lo que pueda «separar» (la República, claro está) no fueron capaces siquiera, en Elche, de sacar una candidatura; porque incluso para ser reformista hay que ser mínimamente eficaz.

En consecuencia, en nuestra intervención reclamamos que es hora de lanzar de una vez una propuesta política contundente, transformadora y, además, realista. Porque, ¿cómo acabar con las limitaciones impuestas por el propio régimen monárquico, si no es acabando con el propio régimen? Véanse, si no, las limitaciones de las candidaturas de “unidad popular” triunfantes en numerosas instituciones: ¿acaso nadie sabía que, en el marco jurídico e institucional vigente, hay promesas electorales que no pueden ser cumplidas? ¿Por qué no se advirtió, entonces, contra ese corsé? ¿Por qué no se ha tomado en cuenta la perspectiva de la necesaria pelea para acabar con él, limitándose a «lo que nos une»?

Y no olvidemos, como también señalamos en la asamblea, que las cosas pueden empeorar: precios industriales a la baja, aumento del paro incluso con un boom de turistas, encarecimiento de los préstamos al Estado… Y, en el exterior, la inestabilidad de la bolsa china, la recesión en Brasil y Canadá… No es un panorama que invite al optimismo. Y, ante eso, necesitamos rearmarnos como pueblo, tanto ideológica como política y organizativamente.

Necesitamos una alternativa para agrupar, pero también para afrontar la pelea en la calle, en las instituciones, aquí y en Europa… No vale lo meramente institucional y electoralista, pero tampoco la movilización por la movilización, sin un objetivo político de transformación. No vale limitar la mirada a las próximas elecciones, prometer que hay una «ventana de oportunidad», como si las candidaturas de AeC fueran a ganar las elecciones mañana, y como si eso significara la solución de todos los males. Porque, si se repitiera lo sucedido en las elecciones autonómicas, ¿acaso esperamos que un gobierno central de coalición con el PSOE, por ejemplo, se enfrente a los dictados de Bruselas? La alternativa sólo puede construirse con las cartas sobre la mesa y objetivos claros y potentes. Véase el ejemplo de Syriza, que a pesar de todo, flaqueó. ¿Qué va a hacer quien ni siquiera se marque un objetivo de ruptura con el régimen y sus reglas, o incluso tema llamarse de izquierdas? ¿A qué iba a dedicarse los próximos cuatro años, aunque ganase las elecciones, y no digamos en caso de formar una minoría parlamentaria más o menos importante?

En definitiva, los Republicanos insistimos en la necesidad de dejarnos de «significados flotantes» y zarandajas que sólo sirvan para embobarnos y condenarnos a la impotencia otros cuatro años; y llamamos a marcarnos, desde Alicante, un objetivo de construcción de una alternativa general, para la calle y para la lucha institucional, cultural, etc. que rompa de una vez con esta dictadura coronada que es el régimen de 1978. La República es la perspectiva que permite avanzar en esa dirección y no desviarnos del rumbo.

Acerca de RPS Alacant

Blog de REPUBLICANOS (RPS) Alacant. Noticias, comunicados, propuestas, convocatorias y reflexiones desde el republicanismo de izquierdas. Por el Frente Popular para la ruptura con el régimen monárquico.
Esta entrada fue publicada en Política local, Tercera República y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s