Autonómicas 2007 [23/5/2007]

Preparados para la República: Por un País Valencià Republicano dentro de un Estado Federal

Los candidatos del MUP-Republicanos en estas elecciones autonómicas arrastran tras de ellos años de lucha por las libertades democráticas en diferentes organizaciones de izquierda. Nuestro objetivo es la contribución a la creación de un marco democrático donde se puedan resolver los problemas de los ciudadanos. Creemos que este marco sólo se puede dar en una República que resuelva todo aquello a lo que la Constitución del 78 no pudo dar solución.

En concreto: una política orientada hacia los sectores populares en los ámbitos económico, democrático, cultural y de nacionalidad. Se trata de conseguir el verdadero avance democrático que la monarquía, debido a sus mismos orígenes y a los sectores económicos y políticos que la sostienen, no está en condiciones de lograr. Durante los últimos años hemos asistido a un verdadero resurgir del movimiento republicano en el País Valencià: recordemos la manifestación republicana del 13 de mayo de 2006 en Valencia y la del 15 de abril de este año en Alicante. Ambas movilizaciones congregaron a miles y miles de valencianos reclamando la República de izquierdas.

La candidatura del Movimiento por la Unidad del Pueblo-Republicanos (MUP-R), intenta darle forma política a un movimiento que conecta cada vez más con amplios sectores del pueblo. En definitiva, expresar en las Corts Valencianes lo que ya es una reclamación de muchos valencianos. Pero la reivindicación de la República no tendría sentido si ésta no propone soluciones a las necesidades de los ciudadanos y en particular a sus problemas y preocupaciones diarias. Nuestras propuestas a estas elecciones autonómicas son la concreción de lo que queremos a nivel general:

1.- En primer lugar, una política social en lo económico, que haga que los grandes dueños de este País no continúen enriqueciéndose mientras la mayoría de la población cada vez está más endeudada.

2.- Industrializar y acabar con la destrucción del tejido productivo y de ataque permanente a la agricultura, que está convirtiendo al País Valencià en un país de servicios.

3.- Acabar con la práctica de los últimos gobiernos de privatizar todo lo que es rentable y entregar a empresas privadas servicios básicos como la educación y la sanidad.

4.- Acabar con una política inmobiliaria que enriquece a las grandes constructoras y que hace imposible el acceso a la vivienda para los trabajadores y sectores populares, que además tienen que pagar un extra en dinero negro en caso de compra.

5.- Acabar con la generalización del trabajo precario e ilegal que se está dando en la mayoría de las comarcas del País Valencià.

6.- Organizar y planificar las obras públicas: no al servicio de grandes empresas constructoras, como hasta ahora se está haciendo, sino atendiendo a los problemas medioambientales y a las necesidades de la sociedad en todos los ámbitos.

Estas y otras propuestas de nuestro programa requieren en primer lugar LAREPUBLICANIZACIÓN de los centros administrativos. Eso significa: la participación ciudadana en la toma de decisiones que les afectan; la persecución implacable de la corrupción y el enchufismo; la introducción de valores éticos y morales en la administración pública mediante el control popular; la disminución de los altos salarios de cargos políticos y administradores públicos.

Republicanizar significa también darle solución al problema autonómico, con un Estado Federal que contemple el derecho a la autodeterminación mediante consulta democrática.

Republicanizar es tener una política de paz e

independencia frente a los grandes Estados

imperialistas.

Republicanizar es que el Estado no se esconda en una ley de punto final, eludiendo responsabilidades sobre las tragedias causadas por el franquismo.

En definitiva, se trata de que la República, democrática y popular, entre en los centros de poder autonómico y municipal.

Anuncios