Adhesión de la OCPV a la lucha de los trabajadores de Elx frente a la Patronal los próximos días 26-27 [20/5/2005]

20/5/2005

La Confederación Europea del Calzado acaba de nombrar presidente a Rafael Calvo, también jefe de la patronal española (FICE). Los empresarios quieren estrenar la nueva etapa lavándole la cara al sector y, para eso, han elegido Elche como sede de su próxima asamblea, el 26 y 27 de mayo. Los fabricantes españoles pretenden demostrar a sus colegas de las otras potencias productoras europeas que la situación, y sobre todo la clase obrera, está bajo control, después de los alborotos de septiembre.

¡Cuánto cinismo! Los empresarios del Vinalopó han estado pagando sus chalés en Santa Pola y los Mercedes nuevos gracias a la explotación extrema en la que han mantenido a los trabajadores del zapato, y ahora vienen a la capital del clandestinaje para celebrar su triunfo (reconversión, lo han llamado) en la cara de los mismos trabajadores que, desde hace un año, se están quedando en la calle sin ninguna protección, después de haber estado sumergidos durante muchos años. Más aún, la FICE ha pedido la protección del Ministerio del Interior con el objetivo de evitar nuevos disturbios (violencia policial sobre violencia laboral), después de que la Asamblea de Trabajadores-MUP aprovechara el 1 de Mayo para convocar una jornada de lucha que coincida con esas fechas.

Sin embargo, si bien podíamos esperar todo esto de la patronal, hay todavía una cuestión más importante: ¿Qué papel van a cumplir los sindicatos mayoritarios y el resto de los movimientos sociales y organizaciones de izquierda que, durante los últimos meses, se han mantenido al margen de las luchas de la clase obrera ilicitana? ¿Seremos capaces de vencer el sectarismo y las sospechas de todo tipo para dar la respuesta contundente que la patronal se merece? ¿Seremos capaces de dar también una respuesta a los deseos de los trabajadores del calzado? Esperamos que sí, y que podamos hacer frente a la patronal europea de manera unitaria, tal como ya hicimos en Praga, Génova, Miniwatt… Los trabajadores nos jugamos el futuro, pero también nuestra dignidad. Así pues, ¡adelante todos y todas el 26 y 27 de mayo, para decirle a la patronal europea lo que piensa la clase obrera!

Organització Comunista del País Valencià (OCPV)