Celebración en Elche de Jovielx (o cómo hacer negocio con un derecho básico como es la vivienda) [26/10/2006]

El MUP considera la celebración de Jovielx una indignante provocación del Ayuntamiento ante el problema de la vivienda

Los datos económicos no pueden ser más alarmantes: la deuda familiar se incrementacada vez más para tener acceso a la vivienda, el temido Euribor sube y sube y con él las hipotecas, los precios de los alquileres son prohibitivos, las parejas dedican íntegro uno de sus sueldos al pago de la hipoteca… Al mismo tiempo, cada día se destapan nuevos casos de corrupción inmobiliaria y escándalos urbanísticos, siendo la zona en la que vivimos una de las más afectadas, ya que la construcción salvaje en el litoral ha venido siendo una constante en nuestras tierras.

La vivienda se ha convertido en un gravísimo problema social que condiciona negativamente la vida de millones de ciudadanos, especialmente de los jóvenes. Sirvan como muestra algunos datos: entre 1987 y 2004, el coste medio de la vivienda, en términos reales, ha crecido trece veces y media más que los salarios; la deuda de las familiasalcanzó en septiembre de 2005 los 674.410 millones de euros, y un 86% de esa deuda proviene de los préstamos para compra de vivienda.

Disponer de un hogar es una tarea prácticamente imposible, pues a la dificultad de comprar una vivienda en propiedad hay que añadir que sólo se alquila el 11,3% de ellas, la inmensa mayoría con unas mensualidades astronómicas.

¿No hay viviendas? En los últimos años, los permisos de construcción en España han superado los correspondientes a los de Alemania, Reino Unido e Italia juntos, pero sólo el 68,5% del total se está utilizando como vivienda principal. Es decir, en un país en el que millones de ciudadanos tienen severamente restringido el acceso a una vivienda, hay más de seis millones vacías o utilizadas de cuando en cuando.

La cuestión de la vivienda refleja perfectamente el carácter formal de esta “democracia”de reyes y princesitas, que ignora sistemáticamente los derechos reconocidos en su propiaconstitución de 1978; ésta, en su artículo 47 expresa cínicamente: «Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho [a la vivienda digna], regulando la utilización del suelo de acuerdo al interés general para impedir la especulación».

La realidad es que son precisamente los poderes públicos quienes fomentan la especulación. El vergonzoso escándalo de Marbella ha dejado al descubierto el grado de corrupción del régimen: si en una sola ciudad, un puñado de sinvergüenzas han podido robar más de 2500 millones de euros, imaginémonos qué se hará en Elche, Benidorm, Barcelona, Madrid, etc.

Las dos Españas de las que hablara Machado son una realidad sangrante: mientras el principito, como se corea en las manifestaciones, dispone de un palacio de 1700 metros cuadrados, el problema de la vivienda ha alcanzado los últimos años unas dimensiones sociales alarmantes. Un puñado de especuladores y caraduras se han hecho literalmente de oro, en tanto millones de ciudadanos, especialmente los jóvenes, tienen serias dificultades para desarrollar sus expectativas vitales: nos obligan a endeudarnos prácticamente toda la vida para poder adquirir una casa en propiedad; o, si no, tenemos que hacer frente a exagerados alquileres que se llevan una parte muy importante de nuestro salario.

Mientras tanto, asistimos en Elche a la rimbombante convocatoria de “Jovielx”, unajornada dedicada a la vivienda (al negocio de la vivienda y a cómo lucrarse con el mismo, deberían confesar) organizada por Medina inmobiliaria, Jornada que cuenta con la colaboración del Ajuntament d’Elx. En esta jornada participarán el Jefe del sector inmobiliario de la CAM, un Directivo de ATECO (Asociación Técnico Empresarial de la Construcción) y el Director de edificación de Grupo Inerzia, por poner algunos ejemplos, todas ellas personas que defienden unos intereses económicos muy determinados, contrapuestos a todas luces a los intereses de los ciudadanos.

¿Es esta la política de vivienda que piensa mantener el PSOE en el Ajuntament d’Elx? ¿Son estos los asesores con los que piensa contar? ¿Así piensa solucionar el problema de la vivienda en nuestra ciudad? En el MUP pensamos que son necesarias soluciones que pasan por enfocar el problema desde un punto de vista social, escuchando al pueblo y a los trabajadores que son los que tienen que endeudarse de por vida para acceder a lo que supuestamente es un derecho para todos, reconocido constitucionalmente: una vivienda digna. Para ello, las instituciones (incluido el Ayuntamiento) deben apostar por la promoción de vivienda pública de alquiler con precios asequibles; gravar las viviendas desocupadas; expropiar suelo urbanizable inutilizado; desarrollar empresas municipales de vivienda que se encarguen de desarrollar y gestionar el suelo, construyendo viviendas si fuera necesario; llevar a cabo la promoción pública de viviendas sociales y viviendas a precio tasado; apoyar las iniciativas sindicales de construcción de vivienda a precios asequibles… Sólo con medidas de este carácter, y otras similares, podrá ponerse coto a la especulación con el suelo, a la destrucción del territorio y al cobro de dinero negro a los trabajadores.

En esto, como en todas las cosas relevantes, es necesario posicionarse y dejar bien claro de qué lado se está. El Ajuntament d’Elx,con la celebración de estas indignantes Jornadas, nos lo ha demostrado: está dellado de los especuladores y de los que se lucran a costa de hipotecar las vidas de los trabajadores.

Anuncios